jueves, 5 de junio de 2008

AUSENCIAS INTERIORES DE UNA CASA

Cuanto que no vemos
guarda la soledad discreta de una casa.
Las puertas esperan enloquecer de vuelos
cuando se libren de llaves y candados.
Las ventanas
aparentan recuadros de tristezas
y el mundo entra y sale imaginado
colado en cada trazo de posibles pasos y ademanes.

Así la vi una tarde
cuando pasé orillando su silencio
como nacida para la ausencia de colores
y rincones de alegrías apagadas.
Luego me fui con el ojo acostumbrado
a la prudente estructura de su sombra
y se quedó cayendo sobre el ancho de mi espalda
clavada en el gris del tiempo
triste
sola
con su caudal de espera interminable.-

(De "Al Sur del Norte del Sur"-2006-)

No hay comentarios: