sábado, 18 de diciembre de 2010

LOS GATOS

Rectos
celosos
enemigos de ponerse guantes
suben y bajan por ascensores sombríos
serios
limpios
como todo inquilino respetable.

Admiro el desarrolo
de los finos instintos.
Las altas disposiciones
para emprender los desafíos
como ellos
los gatos
tenaces cultivadores del silencio
friamente hermosos
envidiablemente libres.-

4 comentarios:

Darío Oliva dijo...

Hermosísimo poema Julio... ¿Leíste el soneto que le escribió Borges a su gato Beppo? También es bellñisimo, por eso lo comparto con vos:


Beppo

El gato blanco y célibe se mira
en la lúcida luna del espejo
y no puede saber que esa blancura
y esos ojos de oro que no ha visto
nunca en la casa son su propia imagen.
¿Quién le dirá que el otro que lo observa
es apenas un sueño del espejo?
Me digo que esos gatos armoniosos,
el de cristal y el de caliente sangre,
son simulacros que concede al tiempo
un arquetipo eterno. Así lo afirma,
sombra también, Plotino en las Ennéadas.
¿De qué Adán anterior al paraíso,
de qué divinidad indescifrable
somos los hombres un espejo roto?


Lamento que acá no pueda respetarse la disposición de los versos, pero cualquier entendido se dará cuenta.

Borges apreciaba a Beppo y de él dijo: "Nadie cree que los gatos son buenos compañeros, pero lo son. Estoy solo, acostado, y de pronto siento un poderoso brinco: es Beppo, que se sienta a dormir a mi lado, y yo percibo su presencia como la de un dios que me protegiera."

Un abrazo Julio y saludos a Martita de parte de Silvina y de todo ARCADIA: http://arcadiavillamercedina.blogspot.com

Camino del sur dijo...

Precioso poema, tan lindo como los gatos que honran nuestra casa cuando su timo se los permiten, ¡Almas libres! son los gatos

Abrazos

Camino del sur dijo...

Timo = tiempo. :)

cecilia maldini dijo...

Hermoso poema, me encantan los gatos y su misterio.