miércoles, 27 de abril de 2011

VERDE

Tal vez estuvo siempre
en el trasfondo de lo amado.
En el ápice del nombre.
En la memoria del árbol.

Tal vez su madre fue doña celeste
y su papá don amarillo.

Es pulso.
Vida.
Motor del movimiento.
Para hallar un nombre la esperanza
a su color hizo adoptivo.
Al respecto
no queda más nada que agregar.
LORCA lo quería.-

De (ESTADOS) 1994-

3 comentarios:

Teyalmendras dijo...

Cuanto hablan los colores y como los asociamos a vivencias, sensaciones, olores...
Pase un ratito entretenido en tu blog...
Saludos ;)

Julio Cejas dijo...

Victor, gracias por tu comentario,ahora voy a tu blog, estamos en contacto, Chau..JULIO.-

Conchi dijo...

"Verde que te quiero verde.
Verde viento. Verdes ramas.
El barco sobre la mar
y el caballo en la montaña..."

Bello poema el de Lorca y también el tuyo.

Ojalá el "verde esperanza" no se pierda nunca en nuestros corazones.

Abrazos
Conchi