sábado, 4 de octubre de 2014

RELIGIOSIDADES

De veinte mil
vi sólo cuatro gastándose rodillas
en la practica formal del peregrino.
En la calle
borrada por masivos movimientos y colores
religiosamente el comerciante
también se empeña en apagar oídos.
De a ratos
la tradición escapa del olor a velas
que alguna vez se han pretendido iluminadas.

Y la plaza juega
y la iglesia sueña.

¿La procesión será por dentro?

De "Al sur Del Norte Del Sur"2006

No hay comentarios: